sábado, 5 de noviembre de 2011

¡Nosotros no estamos, ni somos “indignados”!


La explosión de rabia que se constata en todo el mundo, no parte de ciudadanos jubilosamente indignados, respetuosos del estado de derecho, que se podrían permitir el lujo de la no violencia..., sino, bien por el contrario, de proletarios hartos de explotación y opresión, llenos de bronca y odio contra las condiciones de sobrevivencia, cada vez más insoportables, que nos impone el capitalismo.

¡No estamos indignados, impactados, sorprendidos…!

Lo que hoy queda en evidencia (y ya no es ninguna novedad) son horrores inherentes al sistema capitalista. Las recetas que impone la burguesía son las de ayer, hoy y siempre contra nosotros.

¡La continuidad del sistema actual sólo puede realizarse a expensas de nuestra clase!

¿Porqué indignarse de los excesos del capitalismo y no luchar contra el capitalismo mismo? ¿Porqué indignarse del enriquecimiento de los bancos y no cuestionar su existencia misma, dado que su objetivo es enriquecerse? ¿Cómo indignarse de las dificultades de nuestra clase social, sin poner en cuestión la existencia misma de clases sociales?

Pero tampoco estamos resignados

De manera global y general la correlación de fuerzas favorece a la burguesía que detenta los medios para continuar explotándonos, reprimiéndonos y desapareciéndonos…Sin embargo frente a la flagrante e inocultable incapacidad del sistema capitalista para disminuir la catástrofe que el mismo engendra y la consecuente agravación de todos los problemas humanos las revueltas proletarias se generalizan. Contra dichas revueltas, la burguesía utiliza toda su potencia y todos sus medios para cantonarlas en meros movimientos pacifistas, ciudadanistas, legalistas, apolíticos...buscando encerrarlas en el modelo “socialmente admitido”, en la democracia. Por el contrario nuestro objetivo es superar/reventar todos esos límites establecidos en los cuales quieren encerrar nuestro movimiento.

Estamos profundamente convencidos…

de que el futuro de la humanidad no se jugará en el terreno de las indignaciones multiformes, ni de las causas humanitarias, o los combates individuales...; sino por la conjunción de fuerzas que permitan eliminar este sistema mortífero. Los proletarios están forzados a destruir el capitalismo de raíz si no quieren que este destruya todo nuestro mundo.

¡Estamos en guerra de clases!

Todo lo que se quiere imponer como “indignados” (libros, plataformas, manifiestos, contenidos…) no representa para nada el movimiento de protesta generalizada contra el capitalismo, sino que es, por el contrario, un verdadero chaleco de fuerza que el capitalismo, la democracia quiere imponer para sujetar a los proletarios e impedir el verdadero movimiento y su desarrollo hasta la destrucción del capitalismo.

Rompamos con todos los límites “indignados”, ciudadanistas, democráticos…

REAFIRMEMOS LA GUERRA DE NUESTRA CLASE
PARA ELIMINAR POR COMPLETO EL SISTEMA SOCIAL BURGUÉS MUNDIAL.

Proletarios Internacionalistas - Octubre 2011

7 comentarios:

  1. saludos compañeros, soy un individuo que escribe desde Peru y saludo la iniciativa de la prensa que realizan ustedes como grupo anarquistas, pero bajo la posicion proletaria (ya que considero que el anarquismo es una expresion de la misma clase y no alrevez, es decir que primero es la lucha de clases). El asumir una posicion de clase nos permite a nivel internacional destruir a la burguesia, es por eso que es de importancia seguir en la difusion de los principios historicos de nuestra clase y tambien a la vez demostrar en la practica lo que consideramos adecuado para las luchas del proletariado. Bueno, saludos fraternales y esperemos que sigan en la lucha para la pronta transformacion social.

    ResponderEliminar
  2. Si entiendo,quieren un movimiento militar para derrocar al capitalismo y despues? Un regimen quasi-militar? verdaderamente creo q el despertar de los indignados es mas importante pq requiere un despertar interior y su enfoque es la educacion no las armas,las armas seran como ultima consecuencia,ya ha habido muchas revoluciones armadas demosle un chance a la revolucion pacifica DE LAS MASAS.

    ResponderEliminar
  3. Amigos, los invito a nuestro blog.
    www.laborregoonline.blogspot.com

    Ni Dios ni Patria!

    ResponderEliminar
  4. Anónimo, creo que el mensaje es claro. Se quiere la destrucción del Estado como Prisión del pueblo, se quiere un pueblo rico, igualitario, que trabaja por su libertad y sus necesidades de bien estar.
    Nada de régimen militar.
    Desgraciadamente, la historia nos demuestra con miles de ejemplo, que las revoluciones, pacificas, armadas, de derecha, izquierda, anarquistas o culturales, son, desgraciadamente, regadas en sangre. Y no, justamente, por culpa del pueblo.

    ResponderEliminar
  5. loco,donde se juntan?despues de haber leido un poco me gustaria asistir a alguna reunion y sumarme a alguna actividad si es que se puede..

    ResponderEliminar
  6. hola, mande un mail a la cuenta de yahoo haciendo una consulta, muchas gracias

    ResponderEliminar
  7. dale! muy bueno texto. Creo que ninguno de nosostros desaria un confronto militarizado, pero la revolucion de las masas (consecuencia de un engajamento intelectual-cultural), no se dará pacificamente. Estamos si con odio, pués la guerra ya se dá todos los dias. Es necesaria la educacion mas es tambien la accion. saludos desde brasil. Fuerza!

    ResponderEliminar